Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Cómo preparar su casa a prueba de niños

Cómo mantener seguro/a a su hijo/a en su casa

Podemos proteger mejor a nuestros niños, especialmente a los que tienen entre uno y cuatro años, por adaptar nuestras casas y las casas donde nuestros hijos pasan tiempo para que sean "a prueba de niños". Desafortunadamente, los niños de entre uno y cuatro años son más propensos a morir como consecuencia de incendios, quemaduras, ahogamiento, asfixia, envenenamiento y caídas que por cualquier otro motivo. Nosotros tenemos la oportunidad de prevenir estas tragedias tomando medidas que creen un refugio seguro para los más pequeños de la familia.

Consejos para preparar su casa "a prueba de niños"

  • Explore el territorio.  Cuando su hijo/a comience a gatear, caminar y trepar, gatee usted también para poder determinar qué armario o cajones podría abrir, en qué lugares podría quedarse atascado/a o lastimarse y qué muebles o electrodomésticos podría tirar al suelo.
  • Tenga cuidado con los muebles y los enseres fijos.  Las estanterías, los tocadores y los electrodomésticos pueden caerse encima de los niños. Si es posible, atornille los muebles a la pared. Cubra todos los extremos y los bordes puntiagudos de los muebles con algún material blando, como trozos de gomaespuma o tela, para amortiguar el impacto si su hijo/a se los choca.
  • Coloque rejas.  Compre rejas de seguridad para niños que su hijo/a no pueda sacar y que usted pueda abrir y cerrar fácilmente. Para mayor seguridad, coloque rejas que se atornillan a la pared en lugar de las que se colocan a presión.
  • Asegure sus ventanas.  Las persianas son particularmente peligrosas porque el cuello de un bebé puede quedar atrapado en los cordones. Ate los cordones de las persianas para que queden fuera del alcance de su hijo/a. Para evitar caídas de las ventanas, coloque rejas que se atornillen a los costados de los marcos de las ventanas. Verifique que entre un barrote y otro no haya más de 4 pulgadas (10 centímetros) y que las rejas puedan ajustarse a ventanas de muchos tamaños diferentes.
  • Evite el envenenamiento.  Mantenga todos los productos venenosos fuera del alcance de su hijo/a. Ponga trabas en todos los armarios y cajones que contengan repelentes contra insectos, productos de limpieza, medicamentos y otras sustancias peligrosas.
  • Evite el ahogamiento.  La mayoría de las muertes por ahogamiento en los hogares ocurren en las bañeras. Nunca deje a su bebé solo en la bañera, ni siquiera un minuto.
  • Evite incendios.  Según los expertos, tener un detector de humo que funcione puede disminuir a la mitad las probabilidades de morir en un incendio. Coloque detectores de humo en todas las habitaciones de la casa. Verifíquelos cada mes para asegurarse de que funcionen y cámbieles las pilas o baterías cada año. También es obligatorio tener por lo menos un detector de monóxido de carbono en su casa.
  • Prepárese para una emergencia.  Programe los números de emergencia en el teléfono de su casa y en el celular, y ponga una lista con estos números en un lugar visible al que usted y los demás puedan llegar fácilmente. Además, tenga guardada una buena cantidad de productos de primeros auxilios.

category_52.jpg

1 – 3 Años