Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Cómo ayudar a su hijo/a adolescente con la tarea

La tarea en los grados más altos

En general, justo cuando las calificaciones cobran más importancia, la escuela y la tarea probablemente no sean la prioridad número uno de su hijo/a. . Los adolescentes pasan cada vez más tiempo con los amigos y es posible que participen en actividades extracurriculares. Trate de encontrar un equilibrio entre respetar el deseo de su hijo/a de ser independiente y continuar demostrando interés en su educación y apoyarlo/a al respecto, aunque su hijo/a no siempre lo desee o lo necesite.  

Formas de trabajar con su hijo/a adolescente

  • Establezcan prioridades y preparen un horario.   Los adolescentes tienen muchas cosas de las que ocuparse y eso les causa mucho estrés, por eso, siéntese con su hijo/a adolescente y hablen sobre la preparación de un horario para los eventos sociales, las actividades después de la escuela, el tiempo libre y la tarea. Aunque los adolescentes son capaces de elegir cuándo hacer la tarea, usted puede asegurarse de que tengan suficiente tiempo en su horario para hacerla. Esto ayudará a su hijo/a adolescente a aprender a administrar su tiempo, le demostrará que la tarea y la escuela tienen que ser una prioridad, y además lo/a mantendrá a usted conectado con la vida de su hijo/a.
  • Encuentren un buen lugar para trabajar.   A diferencia de su hijo/a de la escuela elemental que le gustaba hacer la tarea en la mesa de la cocina porque usted estaba cerca, es posible que su hijo/a adolescente prefiera la privacidad de su propio cuarto. Independientemente del lugar que elija su hijo/a, asegúrese de que sea cómodo para él/ella, que esté bien iluminado y que no ofrezca distracciones, como la televisión y el teléfono. Asegúrese de controlar que su hijo/a esté haciendo la tarea.
  • Apoye y anime a su hijo/a.   Es posible que no necesite participar tanto en la tarea de su hijo/a adolescente como lo hacía cuando estaba en la escuela elemental; sin embargo, es aconsejable que esté presente para apoyar a su hijo/a mientras trabaja. Muéstrese dispuesto/a a responder preguntas y a ayudarlo/a. Repase las instrucciones con su hijo/a adolescente antes de que comience a hacer la tarea, deje que le exprese sus ideas y hágale comentarios, u ofrézcale revisar la tarea cuando haya terminado.
  • La tarea y el Internet.   Es muy probable que su hijo/a adolescente tenga tareas que exijan investigación en Internet o quizá pueda usar un sitio web para ayudarse con la tarea si tiene dificultad con algo. Internet puede ser un recurso maravilloso; sin embargo, también contiene muchísimo material inapropiado, por lo tanto, lea la información que le ofrecemos en este sitio web sobre seguridad en Internet.
  • Los grupos de estudio.   Los grupos de estudio son generalmente una buena estrategia para los alumnos de la escuela media o secundaria. Es posible que su hijo/a se beneficie al estudiar con uno o dos compañeros de clase; no obstante, asegúrese de que el grupo esté aprovechando el tiempo para estudiar. Si tiene preguntas sobre los grupos de estudio o sobre cómo ayudar a su hijo/a adolescente a formar un grupo de estudio, hable con la escuela para que le den algunas recomendaciones.
  • Hable con el/la maestro/a.   Si su hijo/a parece tener problemas con una materia o un tipo de tarea en particular, reúnase con el/la maestro/a para hablar sobre ello. Si su hijo/a tiene dificultad con una materia concreta, puede ser signo de que tiene problemas de aprendizaje. Es posible que su maestro/a y la escuela puedan encargarse de proporcionarle más ayuda mediante un/a maestro/a particular. Cuanto antes su hijo/a reciba la ayuda que necesita, más se beneficiará.
  • Mantenga la comunicación con su hijo/a.   Es recomendable que hable regularmente con su hijo/a sobre la tarea y la escuela. Cada vez que usted tenga preguntas o inquietudes, es buena idea hablar con los maestros de su hijo/a adolescente y, si fuese necesario, con otro personal de la escuela, como consejeros escolares, directores, etc. De esta manera, usted permanecerá conectado con la vida de su hijo/a adolescente y con su educación, logrará una buena comunicación y mantendrá el vínculo entre la escuela y el hogar.

category_56.jpg

12 – 15 Años