Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Cómo escuchar a su hijo/a para lograr que hable

Mi hijo/a no habla conmigo

Nada es más importante en la relación con su hijo/a que una comunicación abierta y eficaz. Poder hablar con su hijo/a, escucharlo/a y demostrarle que puede recurrir a usted en cualquier momento es realmente el aspecto más importante de la paternidad. Una buena comunicación con su hijo/a le permitirá aliviar muchísimo el estrés de ser padre. Para ser un/a buen/a comunicador/a, es fundamental saber escuchar. Si su hijo/a sabe que usted lo/a escuchará cuando hable, es más probable que escuche lo que usted le diga.

Maneras verbales y no verbales de saber escuchar

  • Responda a la comunicación no verbal. Esto animará a su hijo/a a expresar sus emociones verbalmente. Por ejemplo, si su hijo/a gira los ojos, usted puede decirle: "Por la manera en la que giraste los ojos, me parece que no estás de acuerdo, ¿es así?"
  • Encuentre un momento y un lugar para hablar. Si su hijo/a quiere hablar, pero justo en ese momento usted no puede, dígale: "Este no es un buen momento, pero es importante que hablemos". Fije un horario y un lugar para hablar después, cuando usted pueda prestarle toda la atención que se merece. Fije el horario y el lugar en ese momento, y después asegúrese de cumplir.
  • Préstele toda su atención a su hijo/a.  Cuando se sienten a hablar, asegúrese de que no haya interrupciones y dedíquele a su hijo/a toda su atención. No conteste el teléfono, no revise su celular ni tampoco mire el partido ni nungún otro programa en la televisión.
  • Evite interrumpir a su hijo/a mientras habla. Deje que su hijo/a termine de decir lo que quiere decir, así le demostrará que le interesa lo que le está comunicando.
  • Anime a su hijo/a de manera no verbal. Inclínese y mírelo/a a los ojos, asienta con la cabeza ocasionalmente, diga "ajá" o "mmm" y sonría oportunamente para demostrarle a su hijo/a que está interesado/a en lo que dice.

Para obtener más consejos, consulte la sección sobre la comunicación entre padres e hijos de OneToughJob.


category_56.jpg

12 – 15 Años