Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
La decisión de dejar a su hijo/a solo/a en la casa

Cosas para tener en cuenta

Es normal que le dé miedo dejar a su hijo/a solo/a en su casa, pero si ambos están preparados, esta experiencia puede brindarle a su hijo/a más seguridad y aumentar su sentido de la independencia y de la responsabilidad. Generalmente se recomienda no dejar a niños menores de 10 años solos en la casa. Sin embargo, incluso si su hijo/a es mayor, la decisión de dejarlo/a solo/a depende de muchos factores, por ejemplo, de cuán responsable y maduro usted siente que su hijo/a es, de cuán cómodos usted y su hijo/a se sienten al respecto y del periodo de tiempo que su hijo/a quedará solo/a en su casa.

Es fundamental prepararse y hablar

  • Hablen sobre eso. Asegúrese de que su hijo/a se sienta cómodo/a con la idea de quedarse solo/a en su casa. Dejele a su hijo/a una lista de cosas que puede y no puede hacer e información que pudiera necesitar. Háblele sobre situaciones que pueden surgir y sobre cómo manejarlas. Asegúrese de que su hijo/a sepa dónde estará usted, cuándo volverá y cómo puede comunicarse con usted. Regrese a tiempo y después hable con él/ella sobre el tiempo que se quedó solo/a en la casa.
  • Haga una prueba. Antes de dejar solo/a a su hijo/a en su casa durante un periodo largo de tiempo, es buena idea hacer una prueba. Evalúe cómo les va a usted y a su hijo/a cuando usted sale a hacer un recado y tarda aproximadamente una hora. Llame a su hijo/a una o dos veces mientras usted no está y después háblele sobre el tiempo que se quedó solo/a.
  • La seguridad es primero.  Repase información importante de seguridad con su hijo/a. Dígale que no debe abrirle la puerta a nadie, ni siquiera si conoce a la persona, y que no debe decirle a las personas que llaman por teléfono que está solo/a en la casa. Háblele sobre cómo puede salir de la casa en una situación de emergencia. Debe haber por lo menos dos maneras en las que pueda salir. Haga una lista de números de teléfono importantes, como el de la policía, el de los bomberos, el del médico y el de un familiar o amigo de confianza a quien pueda llamar si no puede comunicarse con usted. Además, asegúrese de que su hijo/a sepa su nombre completo, dirección y número de teléfono. Verifique que las puertas y las ventanas estén bien cerradas, que los detectores de humo funcionen y guarde bien cualquier cosa peligrosa que su hijo/a pudiera encontrar, como armas de fuego, las llaves del coche o bebidas alcohólicas. Arme un botiquín de primeros auxilios para que su hijo/a pueda usar en caso de cortes o raspones leves. Enséñele cómo usarlo.
  • Ponga reglas básicas. Ponga reglas para las visitas de amigos, la cocina, y el tiempo que puede mirar la televisión y usar la computadora. También recuérdele la información de seguridad mencionada anteriormente. Deje a su hijo/a cosas para hacer mientras usted no está. Puede pedirle que haga la tarea, que lea durante un periodo determinado de tiempo o que termine de hacer algunas tareas domésticas. Darle cosas para hacer mientras usted no está lo/a mantendrá entretenido/a de manera segura. Cuando vuelva a su casa, hable con su hijo/a sobre lo que hizo durante su ausencia.
  • Manténgase en contacto. Dígale a su hijo/a que de vez en cuando usted lo/a llamará para saber como está y que siempre puede llamarlo/a a usted (o a un familiar o vecino de la lista) si se siente solo/a o le pasa algo.

category_57.jpg

16 – 18 Años