Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Actividades para hacer con su niño de edad preescolar

Ser madre o padre de un niño en edad preescolar es maravilloso
Los niños de 3 a 5 años de edad empiezan a ser independientes y a participar activamente en el mundo que los rodea. La edad preescolar es un período de mucho desarrollo en el que están deseosos de aprender y probar cosas nuevas. Para los padres, es un momento especial porque pueden jugar más creativamente con sus hijos y verlos aprender y crecer. Jugar con un niño preescolar promueve el aprendizaje, aumenta la autoestima y fortalece los lazos familiares. Como a esta edad a los niños les encanta la rutina, establecer un período regular para el juego les ayuda a prepararse y a participar más en las actividades. El juego diario también facilita las otras cosas, porque el niño valora este momento especial y su necesidad natural de atención se ve satisfecha.

Estas son algunas maneras fáciles de promover la participación de su niño en las tareas y actividades recreativas diarias.

El juego durante los quehaceres domésticos
Las actividades de la vida diaria, como ir de compras o cocinar, pueden ser un momento divertido para toda la familia. Los juegos sencillos como el “Veo, Veo”, los cuentos, las canciones o pedirle a su niño que ayude de maneras apropiadas para su edad son algunas formas de incorporar el juego a su rutina. Pruebe diferentes actividades para ver qué es lo que al niño más le gusta. Incluya a los hermanos para mantener a toda la familia ocupada al mismo tiempo.

Aquí tiene algunas ideas para que las tareas diarias sean divertidas:

  • Al viajar en automóvil, inventen un cuento contando una oración cada uno. Empiece el relato con una oración cualquiera y pídale a su niño que siga con la oración siguiente. Continúen así hasta que uno de ustedes decida el final de la historia.
  • Después de lavar los platos, pídale a su niño que encuentre la tapa de cada recipiente plástico y que los apile prolijamente en un estante bajo.
  • Mientras esperen en fila, practiquen pararse sobre una pierna. Al niño le encantará hacer payasadas en público y además, le ayudará a tener un mejor equilibrio.
  • En el restaurante, usen el menú para hacer una búsqueda de letras. Empiecen por la A y sigan con cada letra del abecedario.

Manténganse activos
Los niños preescolares tienen mucha energía y les gusta usar el cuerpo. Las actividades físicas tienen muchos beneficios para ellos, por ejemplo, una mayor densidad ósea, menos riesgo de diabetes tipo 2 y mejor autoestima. Hacer suficiente actividad física también les ayuda a portarse mejor durante el día y a dormir mejor de noche.

Actividades físicas divertidas para hacer con su niño:

  • Ponga su música favorita y jueguen al “baile congelado” con los hermanos o amigos. Cuando la música para, todos tienen que quedarse “congelados” como estatuas en sus sitios.
  • Jueguen a lanzar y atrapar una pelota pequeña y suave.
  • Caminen por el vecindario o en un parque cercano. Hagan que el paseo sea más interactivo alternando entre caminar a paso rápido, dando saltos o saltando sobre las grietas de la acera.
  • Después de que llueva, lleve a su niño afuera a saltar charcos.
  • Invite a amigos a unas mini Olimpiadas con actividades como saltos de tijera (“jumping jacks”) y carreras.

Ensúciense
A muchos niños preescolares les gustan las actividades que les permiten aprender usando los sentidos. Algunos ejemplos de actividades sensoriales son jugar con agua o hielo (tacto), oler especias en la cocina (olfato), comparar los sabores de alimentos (gusto), hacer música con artículos del hogar (audición) y jugar con pinturas de colores (vista). Haga que los hermanos mayores participen y se diviertan dejando que ayuden a dirigir las actividades. Tenga cuidado con los objetos pequeños y asegúrese de usar materiales no tóxicos para garantizar la seguridad de los niños de todas las edades.

Este es un ejemplo de un juego sensorial que puede hacer con su niño preescolar (adaptado de PBS.org):
Hacer masilla (“Silly Putty”)
Suministros: ¼ taza de pegamento (“Elmer’s all-purpose glue”), ¼ taza de almidón líquido, colorante de alimentos (según sea necesario)

  • En un recipiente pequeño, mezcle el colorante de alimentos con el pegamento hasta que tenga un color uniforme.
  • Vierta el almidón líquido en la mezcla.
  • Agite y deje reposar durante cinco minutos.
  • Saque la masilla del recipiente y colóquela sobre una toalla de papel limpia.
  • Amase la masilla por cinco a diez minutos.
  • El producto final será igual a la masilla “Silly Putty” que se vende en las tiendas. Puede hacerla rebotar, moldearla para crear diferentes formas o usarla para copiar las letras de un periódico.

En el blog de esta madre de un niño preescolar, encontrará muchas actividades sensoriales más: OnePerfectDay.net.

Usen la imaginación
La edad preescolar es perfecta para los juegos de imaginación. Los niños pueden probar cosas nuevas y aprender acerca del mundo que les rodea. El psicólogo David Elkind, autor de“The Power of Play” (El poder del juego), explica que al usar la imaginación, los niños crean un mundo en el que son fuertes y están al mando, algo que no les ocurre comúnmente.
Cada niño prefiere un tipo de juego imaginativo único, así que tenga la mente abierta y apoye lo que a su hija o hijo le interese. Algunos niños disfrutan de las interacciones personales, como representar escenas de sus cuentos favoritos, mientras que otros prefieren jugar en grupos más grandes o armar cosas con bloques. Sea cual sea la preferencia de su niño, sígalo y use el juego para explorar intereses diversos.

Sugerencias para ayudar a su niño a usar la imaginación:

  • Decoren cajas de cartón grandes y armen cohetes, casas o coches en los que pueda jugar.
  • Hagan muñecos de papel y representen escenas.
  • Jueguen al restaurante en la cocina y pídale a su niño que haga de cuenta que es el chef.
  • Siéntense en un sofá cómodo y túrnense para contar cuentos.
  • Pídale a su niño que lo lleve en una búsqueda de tesoros por el parque.
  • Saque piezas para armar (“Legos”), bloques o papel y marcadores y creen nuevos mundos juntos.

Busque oportunidades en su comunidad
Además de estas actividades en el hogar, busque programas para niños preescolares en su comunidad. Las bibliotecas públicas, las YMCA y los centros comunitarios son algunos de los lugares que organizan actividades gratuitas para los niños pequeños y sus familias. Muchas comunidades tienen grupos en línea para que los padres intercambien información sobre actividades locales, grupos de juego y recursos. Busque grupos en Facebook, Meetup o Google asegurándose de que se centren en ofrecer apoyo positivo a las familias. Una descripción clara y moderadores activos son signos de que el grupo está bien organizado y tiene información útil.

Los Centros Familiares son lugares muy útiles para encontrar grupos de juego y actividades sociales gratuitas. En estos centros, los padres y niños pueden reunirse con otras familias, informarse sobre recursos en la comunidad y participar en diferentes actividades. Los programas son gratuitos y están abiertos a todas las familias de la comunidad con hijos pequeños.

Busque actividades y sugerencias en línea
Además de OneToughJob.org, hay muchos sitios web y blogs útiles en los que los padres y las personas que cuidan a niños pueden compartir ideas de actividades para hacer en el hogar. Para buscar más actividades, explore estos sitios:

  • Education.com — Lista de actividades preescolares presentada por un importante sitio web de apoyo a la educación.
  • Funathomewithkids.com — Blog de padres con muchas actividades para hacer en el hogar con un bebé o un niño que está empezando a andar o de edad preescolar.
  • Kidshealth.org — Lista de juegos para niños en edad preescolar de una página web centrada en la salud física y mental.

category_53.jpg