Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Cómo educar a su hijo/a en edad preescolar

Cómo educar a su hijo/a en edad preescolar

Los niños en edad preescolar pueden aprender reglas y seguir instrucciones. Si se tienen reglas claras y se aplican de manera consecuente, su hijo/a aprenderá a disciplinarse y controlarse. Pegarle y gritarle a su hijo/a no son técnicas eficaces de disciplina. Así le enseña que la violencia y los gritos son respuestas adecuadas al enojo o la frustración.

Cómo educar adecuadamente a su hijo/a en edad preescolar

  • Establezca una rutina.   Establezca rutinas constantes para los momentos o las actividades del día que siempre terminan en discusiones (por ejemplo, ir a la cama, comer, prepararse para ir a la escuela). De esta manera, su hijo/a sabrá cómo está organizado el día y se acostumbrará a esa organización. Esto a su vez contribuirá a que tengan menos discusiones.
  • Pongan reglas juntos.   Es posible que a veces un/a niño/a se comporte mal porque sienta que no tiene nada de poder. Permitir que su hijo/a le ayude a establecer reglas y a decidir qué castigos tendrá por no cumplir esas reglas puede contribuir a que sienta mayor autoridad.   Además, cuando un/a niño/a ayuda a establecer reglas, es más probable que las respete.
  • Evite que la palabra que su hijo/a escuche con más frecuencia sea “NO”.   Elogie a su pequeño/a cuando se comporte bien, así no creera que la única manera de llamar su atención es comportándose mal.   Recuerde que su hijo/a está constantemente buscando su aprobación, así que en lugar de culparlo/a y hacerlo/a sentir mal, pregúntele qué paso y cómo puede evitar que pase lo mismo la próxima vez.
  • Evite las peleas.   En lugar de discutir, reconozca lo que su hijo/a siente. Diga algo como: "Ya sé que estás molesto/a porque tenemos que irnos de los juegos y te estabas divirtiendo en el tobogán". Además, déle a su hijo/a algunas opciones y asegúrese de que usted puede aceptar cualquiera de ellas, por ejemplo: “Puedes ponerte el abrigo tú mismo/a o yo te puedo ayudar a hacerlo".
  • Use la técnica del aislamiento (time-out) para usted y su hijo/a.   Explíquele a su hijo/a por qué un comportamiento determinado es inadecuado y sepárelo/a de la situación (un minuto por cada año de edad es suficiente). Tómese ese tiempo para recuperarse y no le hable a su hijo/a mientras esté aislado/a. Recuerde no abusar del aislamiento. Utilice esta técnica sólo cuando deba separar a su hijo/a de una situación en la que se esté comportando agresivamente (cuando pegue, muerda, etc.). Para aislar a su hijo/a, elija un lugar que no ofrezca distracciones.

category_53.jpg