Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Cómo ayudar a su hijo/a con la tarea de la escuela elemental

La importancia de la tarea

A veces puede parecerle que la tarea de su niño/a es interminable y, con todas las cosas que usted tiene que hacer, ayudarle a hacer la tarea puede parecerle imposible. Sin embargo, la tarea es una parte importante de la educación de su hijo/a porque no solamente le ayuda a practicar lo que está aprendiendo en clase, sino que también estimula la autodiscplina y el sentido de la responsabilidad. La escuela elemental es la base de la experiencia escolar de su hijo/a, por eso, usted debe hacer todo lo posible para que esa experiencia sea satisfactoria.

Cómo ayudar a su hijo/a

  • Conozca al/a la maestro/a de su hijo/a. Pregúntele al/a la maestro/a de su hijo/a cuáles son las reglas con respecto a la tarea y qué papel debe jugar usted a la hora de ayudar a su hijo/a con la tarea, ya que todo esto puede variar según el/la maestro/a. Construir esta relación con el/la maestro/a de su hijo/a desde el principio será útil si su hijo/a tiene problemas con alguna tarea o materia en particular. La tarea es una forma de que usted vea cómo aprende su hijo/a. Si nota que tiene mucha dificultad, puede ser signo de que tiene problemas de aprendizaje. Es posible que su maestro/a y la escuela puedan encargarse de proporcionarle ayuda adicional si fuese necesario. Cuanto antes su hijo/a reciba la ayuda que necesite, más se beneficiará.
  • Encuentren un buen lugar para trabajar. Busque con su hijo/a un lugar para hacer la tarea que sea cómodo y no ofrezca ninguna distracción (como la televisión), y que además este bien iluminado. Probablemente los niños más pequeños prefieran la mesa de la cocina o del comedor porque usted estará cerca para ayudarlo/a y apoyarlo/a.
  • Elijan un buen momento para hacer la tarea cada día. Si su hijo/a tiene hambre o está demasiado cansado, le será difícil concentrarse en la tarea. Por eso, es posible que necesite algo de tiempo libre después de llegar de la escuela y antes de comenzar a hacer la tarea. Después de cenar y antes de acostarse puede ser un bueno momento para hacer la tarea. Aunque su hijo/a haga la tarea en la guardería después de la escuela, usted debe preguntarle por la tarea o revisarla para mantenerse informado/a y participar en las actividades de su hijo/a.
  • Usen una agenda de tareas. Muchos maestros les recomiendan a los alumnos que tengan una agenda de tareas para llevar un control de sus deberes. Algunas escuelas les proporcionan estas agendas a los alumnos. Ayudar a su niño/a a usar una agenda de tareas para administrar su tiempo le será útil cuando sea mayor y tenga más deberes. Esto también le ayudará a usted a mantenerse al tanto de lo que su hijo/a hace en la escuela.
  • Apoye y anime a su hijo/a. Es posible que su hijo/a le pida ayuda para hacer la tarea, pero recuerde que el propósito de la tarea es que aprenda a ser responsable y desarrolle buenos hábitos de estudio. Ayude a su hijo/a a razonar ese difícil problema de matemáticas en lugar de hacerlo por él/ella, así aprenderá a trabajar solo/a. Si su hijo/a se siente frustrado o tiene dificultad para concentrarse por alguna razón en particular, permítale tomarse un descanso breve.
  • No se pelee con su hijo/a por la tarea. Si tiene que pelearse con su hijo/a para lograr que se siente a hacer la tarea, o si todas las noches es una lucha lograr que termine una sola tarea, reúnase con el/la maestro/a de su hijo/a para hablar sobre estos inconvenientes y pídale consejos.
  • Reconozca el trabajo duro y los logros de su hijo/a. Pegue en el refrigerador la última prueba de ortografía o de matemáticas de su hijo/a, o exponga su último trabajo de arte o de ciencias en alguna parte de la casa. Programe actividades especiales de vez en cuando para destacar su trabajo duro, por ejemplo, permítale mirar una película el fin de semana o invitar amigos a jugar a su casa.

category_54.jpg