Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Cómo lograr que su niño/a ayude en la casa

Las tareas de la casa hacen que los niños sean responsables

Cuando su niño/a recién empezaba a caminar, es posible que haya tenido muchas ganas de ayudarlo/a con todo, aún cuando usted no necesitaba esa ayuda. Ahora ese/a mismo/a niño/a es más grande y no demuestra tanto entusiasmo por ayudarlo/a en la casa porque tiene actividades extracurriculares, tareas y amigos que lo/a mantienen ocupado/a. Aunque es posible que a su niño/a no le entusiasme hacer tareas domésticas, darle la responsabilidad de hacerlas le ayudará a ser más seguro de sí mismo/a y le recordará que es un miembro de la familia y que, en consecuencia, debe cooperar.

Consejos para lograr que su niño/a colabore

  • Asegúrese de que las tareas que le asigne a su niño/a sean seguras y adecuadas para su edad.  Si quiere que su niño/a haga una tarea solo/a, asegúrese de que sea posible. Por ejemplo, no mande a su niño/a a sacar la basura solo/a. Si su hijo/a pequeño/a no puede realizar una tarea solo/a, pueden hacerla juntos/as para que aprenda hasta que pueda hacerla solo/a.
  • Comience cuando su niño/a es pequeño/a.  Cuando su niño/a esté en el preescolar, asígnele tareas fáciles para hacer, así se acostumbrará a colaborar y a ser responsable. Por ejemplo, su niño/a de 5 años puede ayudar a juntar la mesa o incluso a guardar su propia ropa.
  • Deje en claro cuáles son sus expectativas y reconozca el trabajo duro.  Ya que el propósito de las tareas es ayudar a su niño/a a adquirir seguridad de sí mismo/a, es importante que su niño/a sienta que hizo las tareas satisfactoriamente. Trate de no ser demasiado exigente, de lo contrario, es posible que su hijo/a no quiera ayudar en el futuro. Dígale a su hijo/a cuándo debe terminar la tarea, reconózcasela cuando la haya terminado y agradézcale diciéndole "gracias". Trate de evitar darle dinero como recompensa por las tareas domésticas. Algunos niños reciben una pequeña suma de dinero por semana o por mes, pero lo mejor es evitar darles ese dinero como pago por las tareas que hayan hecho. Esto es porque los niños pueden empezar a sentirse con derecho a pedir dinero por cualquier favor que les pida, y entonces el resto de los valores que implica realizar las tareas domésticas puede perderse. Celebrar con una pizza o una película al final de la semana o del mes puede ser una buena manera de reconocerle las tareas que hizo.
  • Haga una lista de tareas domésticas para toda la familia.  La lista servirá para recordarles a todos sus responsabilidades y ayudará a su hijo/a a saber qué se espera de él/ella. Además, su hijo/a podrá marcar la tarea una vez que la haya realizado, lo cual puede darle satisfacción. Agregar una tarea nueva y distinta de vez en cuando puede ayudar a mantener a su hijo/a interesado/a en ayudar. Si usted tiene más de un/a niño/a, puede rotar las tareas domésticas regularmente de manera que cada niño/a haga tareas distintas cada semana. Además, trate de no asignar tareas basadas en estereotipos de género. Todos pueden ayudar a cargar el lavaplatos o a sacar la basura.

category_54.jpg