Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Como criar a un hijo adolescente que se ha convertido en padre o madre
Entienda lo que le está pasando a su hija o hijo
Cuando un adolescente se convierte en padre o madre, puede parecer que la vida de todos se ha alborotado. Justo cuando usted creía que había terminado de criar a su hija o hijo, se encuentra con un nuevo bebé en su vida. Por más difícil que esto le resulte, tenga presente que las cosas serán más duras aun para su adolescente, ya que deberá crecer a paso acelerado. Ella o él necesita de usted más que nunca ya que ahora enfrentará grandes altibajos de cambios físicos, nuevas responsabilidades y un estilo de vida diferente.

Cómo facilitar la adaptación propia y la de su hija o hijo
Reconozca sus propios sentimientos. Aunque es importante que usted apoye a su adolescente, está bien que se sienta decepcionado e incluso enojado si esta no es la vida que había soñado para él o ella. Algunos padres sienten incluso culpa, pero hay que recordar que lo ocurrido no significa que usted sea un mal padre o madre. Tal vez la resulte útil hablar con alguien sobre sus sentimientos y emociones. Su adolescente seguramente enfrenta ya bastante tensión física y emocional con la llegada del bebé, de modo que trate de no descargar su frustración en él o ella, ni en el bebé.

Haga un plan y cúmplalo. Será útil tanto para usted como para su niño que decida al principio cuánto apoyo físico y económico puede ofrecerle. No obstante, puede darle apoyo emocional ilimitado y ayudarle a hacer un plan para cuidar al bebé. Estimen cuáles serán los costos y preparen un presupuesto. Ayude a su hija o hijo a encontrar y aprovechar los recursos de su comunidad, como cupones para una guardería infantil, WIC, grupos de padres o seguro de salud para ella o él y el bebé. Averigüe si hay un programa de visitas al hogar para padres adolescentes o primerizos en su área.

Apoye a su adolescente en su papel de madre o padre. Como usted ya ha criado a un niño que ahora es adolescente, tal vez crea que sabe más y sienta la tentación de tomar el control o hacer comentarios cuando le parece que su hijo no hace algo bien. Sin embargo, si no le da la oportunidad de aprender por su cuenta, no lo ayudará a convertirse en buen padre o madre. Por lo tanto, a menos que crea que el bebé corre peligro, deje que su adolescente descubra solo cómo hacer lo básico, como calmar al bebé cuando llora, y anímelo a consultar al pediatra y otros recursos para padres. Alabe a su hija o hijo cuando vea que hace algo bien; esto aumentará su confianza como madre o padre y fortalecerá su relación con el bebé.

Deje que su adolescente sea un adolescente. Aunque su hija o hijo tenga ahora nuevas responsabilidades, los momentos clave del desarrollo adolescente ocurren sólo una vez en la vida; por lo tanto, dele ánimo y apoyo para que vaya a actividades con sus compañeros, como los bailes en el colegio. Tener al bebé seguramente ha aislado a su hija o hijo de su círculo de amigos, especialmente si se ha ausentado temporalmente de sus estudios, así que aliente el contacto con las amistades con quienes aún mantiene una relación estrecha. Como tal vez sienta que ahora tiene poco en común con sus antiguos amigos, es importante que usted le anime a formar nuevas amistades ayudándole a encontrar grupos para padres adolescentes o primerizos en su comunidad.

Recuerde que usted, como abuela o abuelo, juega un papel importante. Sean cuales sean sus sentimientos con respecto al bebé o la situación, recuerde que los abuelos cumplen un papel muy importante en la vida de los niños. Mientras que los padres pueden sentirse abrumados por las dificultades cotidianas de la crianza, los abuelos tienden a tener una relación más relajada con sus nietos. Los niños que crecen manteniendo una relación fuerte y positiva con sus abuelos suelen tener una mayor autoestima y son más capaces de formar relaciones saludables más adelante en la vida. Esta es una gran oportunidad para que usted se relaje y disfrute de los aspectos divertidos de la crianza y goce viendo crecer a este nuevo niño.

Reconozca el papel del otro padre de su nieto. Los niños pequeños necesitan a ambos padres. Tal vez no sea apropiado que usted presione a su adolescente para que se case si él o ella no lo desea, y criar a un niño cuando los padres no desean estar juntos no es sano para el niño. No obstante, su nieto se beneficiará si cuenta con la presencia firme y constante de ambos padres en su vida, aunque no vivan juntos. Por lo tanto, aliente a su adolescente a incluir al otro padre del bebé y a su familia extendida compartiendo la responsabilidad de cuidar a su nieto y celebrando juntos los momentos claves de su desarrollo.


category_35.jpg