Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
La celebración de los cumpleaños

El cumpleaños de su hijo/a debe ser especial...

Como padres, muchas veces queremos dar a nuestros niños todo lo que necesitan, todo lo que nosotros nunca tuvimos y todo lo que ellos quieren. Los cumpleaños son generalmente uno de estos casos, pero las cosas se nos pueden ir de las manos. Planificar el cumpleaños perfecto para su hijo/a puede llegar a ser una situación estresante. Los padres normalmente se exigen demasiado para satisfacer los deseos de sus hijos. Si se siente abrumado/a, tome distancia, respire profundo y evalúe la situación. Con un poco de planificación, coraje y creatividad, usted y su hijo/a pueden convertir un día especial en un acontecimiento memorable.

Opte por lo simple

Evite las comparaciones. Los cumpleaños son una ocasión que la mayoría de los niños esperan con entusiasmo, ¡y las fiestas de cumpleaños son como la guinda del pastel! Es probable que su hijo/a haya ido a fiestas de cumpleaños de otros niños y que quiera una fiesta exactamente igual a la que tuvo otro/a niño/a. Sin embargo, cada familia es diferente y quizá usted no se sienta cómodo/a haciendo una fiesta extravagante para su hijo/a. Hable con su hijo/a sobre las tradiciones y las opiniones de su familia con respecto a las fiestas de cumpleaños. Recuerde que existen muchas maneras mediante las cuales puede lograr que una fiesta sea especial y divertida para su hijo/a y sus amigos. ¡Los niños estarán contentos siempre que haya comida, diversión y amigos!

Haga participar a su hijo/a. Haga participar a su hijo/a en la planificación y preparación de la fiesta. Si bien usted debe guiarlo/a mediante opciones y límites, permítale planificar la consigna de la fiesta, el lugar, la lista de invitados, las actividades y el menú. Su hijo/a puede escribir las invitaciones, decorar y ayudar con otros preparativos.

Haga lo que le resulte manejable. Invite a un número razonable de niños para los que tenga suficiente espacio en su casa. Entre 1 y 2 horas es tiempo suficiente para una fiesta de niños pequeños o de preescolar, y se recomiendan entre 2 y 3 horas para las fiestas de los niños de la escuela elemental. Es común que durante los años de la preadolescencia y adolescencia los niños quieran festejar su cumpleaños con un "pijama party". Estos pueden ser un desafío para los padres, por eso deben poner reglas de antemano con su hijo/a. Hablen de las partes de la casa en las que no pueden estar, de las películas que pueden mirar y de la comida que tienen permitido comer tarde por la noche. Haga la lista de invitados con su hijo/a para saber quiénes vienen, e incluya en la invitación los horarios de comienzo y finalización de la fiesta. Antes de la fiesta, hable con su hijo/a sobre los horarios para dormir y el comportamiento adecuado que deben tener.

Tenga un plan alternativo. Con los niños, hasta la fiesta mejor planificada necesita un "plan B". Si la fiesta va a ser al aire libre, asegúrese de poder trasladarla a la casa si llueve, o elija una fecha alternativa en caso de lluvia. Recuerde que los niños tienen una capacidad de atención limitada, por eso es recomendable que planifique muchas actividades para entretener a sus jóvenes invitados: es mejor que sobren cosas para hacer y no que falten. Preparar una agenda de actividades puede ayudarle a que las cosas marchen bien; sin embargo, tenga presente que no todo puede salir exactamente como lo planeó.

Haga de la fiesta un momento de aprendizaje. Los cumpleaños pueden ser una excelente oportunidad para ayudarle a su hijo/a a aprender algunas cosas importantes que no se enseñan en el aula. Por ejemplo, pídale a su hijo/a que escriba o firme sus tarjetas de agradecimiento para enseñarle sobre la gratitud (¡y también para ayudarle a practicar la escritura!) Si su hijo/a recibe dinero de sus parientes, sugiérale que separe un poco en una caja de ahorro o que aporte algo para una causa digna.

Festeje en la escuela. Es una costumbre muy arraigada en los niveles preescolar y elemental que los niños festejen sus cumpleaños en la escuela. Normalmente, el festejo consiste en llevar bizcochos o golosinas para los compañeros de clase. Hable con la maestra de su hijo/a sobre las normas que tiene la escuela para estas ocasiones y ofrézcale hacer algo creativo además de llevar comida. Por ejemplo, puede hacer un "collage" con fotos de su hijo/a para que la maestra lo exponga en la clase. También puede programar una actividad de cocina para toda la clase, enseñarles a hacer una manualidad o simplemente leerles el cuento favorito de su hijo/a. Que usted se tome tiempo para estar en el aula de su hijo/a hará que su cumpleaños sea aún más especial.

Reserve algo de tiempo para la familia. Los cumpleaños son una excusa maravillosa para que todos encuentren un lugarcito en sus agendas ocupadas y se reúnan. Aunque el cumpleaños de su hijo/a caiga en un día de semana, organice un desayuno en familia antes de que todos se vayan a trabajar o a la escuela, o planifique una cena familiar. Además, los cumpleaños son un momento genial para realizar algunas tradiciones familiares.

¡Su hijo/a es lo más importante! En resumidas cuentas, el cumpleaños de su hijo/a es un día especial y está bien que usted sea más flexible con las reglas y lo/a malcríe un poquito. Darle mucha importancia al cumpleaños de su hijo/a le demuestra que es especial y que es un integrante de la familia muy amado. Finalmente, recuerde aplaudirse por haber criado a una personita hermosa y preciosa.


category_35.jpg