Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Buenos propósitos de los padres para el año nuevo

El Children’s Trust sabe que ser padre es muchas veces una tarea estresante, por eso les ofrece diez buenos propósitos para el año que comienza con el fin de ayudarlos a orientar y educar a sus hijos. Estas directivas están basadas en investigaciones y se les entregan a los padres durante todo el año en programas, talleres y centros para familias patrocinados por El Children's Trust.

Propónganse fortalecer su familia

Pasen más tiempo con sus hijos. Los estudios demuestran que los niños que tienen un vínculo fuerte con sus padres desarrollan una mejor autoestima y sufren menos angustia emocional.

Demuestren afecto. Al demostrarles a sus hijos que los aman, les están comunicando que son una parte importante de sus vidas.

Cumplan sus promesas. Prometan solamente aquello que puedan cumplir. Que las promesas sean algo significativo para sus hijos, como pasar tiempo juntos. Respeten esas promesas.

Conéctense con sus emociones. Ustedes les enseñan a sus hijos mediante sus actos. Pongan en orden sus sentimientos y demuestren a sus hijos que siempre es importante actuar de manera respetuosa al relacionarse con los demás, no importa cuán difícil sea la situación.

Aprendan a escuchar mejor. Tómense tiempo para escuchar los problemas y las ideas de sus hijos. Con frecuencia, los padres hablan demasiado y no escuchan lo suficiente, particularmente cuando los niños han hecho algo mal. Den a sus hijos la oportunidad de explicar lo que saben sobre una situación determinada y escúchenlos.

Disciplinen con amor. Los niños necesitan orientación y disciplina, no para castigarlos, sino para ponerles límites razonables. Recuerden a sus hijos las consecuencias de sus actos y recompénsenlos con algo significativo cuando se comporten bien.

Den un buen ejemplo. Ayuden a sus hijos a elegir bien enseñándoles lo que está bien y lo que está mal y animándolos a dar lo mejor de sí.

Participen en la vida escolar de sus hijos. Asistan a reuniones de padres y maestros. Ayuden a sus hijos con la tarea. Estén atentos a los avisos y a la información que envía la escuela. Pregunten a sus hijos cómo les va en la escuela. Aprendan los nombres de los maestros y amigos de sus hijos y conózcanlos.

Relaciónense con otros padres. Creen una red de padres con quienes puedan hablar y compartir los problemas y las preocupaciones de la paternidad. Los padres tienen por naturaleza un vínculo en común porque comparten experiencias similares. Mantengan su sentido del humor y estén abiertos a ideas nuevas.

Cuiden a sus hijos lo mejor que puedan. Controlen lo que comen sus hijos, manténganlos activos y asegúrense de que duerman lo suficiente. ¡Esto también vale para los padres! Es más fácil afrontar las dificultades de ser padre cuando uno se siente sano.


category_38.jpg