Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Los recién nacidos: Cómo sobrevivir al primer año

Como manejar las alegrías y los desafíos que trae un bebé recién nacido

Si bien usted pudo haber imaginado cómo sería la vida con este nuevo integrante de la familia, es posible que no haya previsto que un bebé puede dar tanto trabajo. Es un trabajo de 24 horas todos los días de la semana en el cual usted siempre está de guardia. Recurra a la ayuda de familiares y amigos mientras usted trabaja día y noche para cuidar y mimar a su bebé. Si usted es padre primerizo, o si traerá al hogar a un nuevo hermano o hermana, posiblemente le resulte útil tener una lista de las cosas que debe hacer y que ocurrirán durante el primer año de vida.

Sobreviviendo el primer año alegre, mágico y agotador de su bebé

  • Acostumbre a su niño/a a tener una rutina para dormir.   Elabore un ritual para la hora de dormir. Esto implica que la hora de la siesta y la hora de ir a dormir por la noche sean siempre las mismas todos los días.
  • Aprenda todo lo que pueda sobre su bebé.   Entérese de las habilidades que su bebé desarrollará y a qué edad lo hará. Pase tiempo observando la manera en la que su bebé mira al mundo y cómo responde. ¿Es tímido/a? ¿Es curioso/a? ¿Puede comunicarle que está cansado/a o que se hartó de algo? Observar a su bebé le ayudará a comprender todos sus comportamientos.
  • Recuerde, cada niño/a es único/a.   Esté atento/a a las reacciones de su bebé para averiguar cuál es la mejor manera de calmarlo, jugar y comunicarse con él. Si bien usted puede haber tenido experiencias con otros niños, no piense que su bebé responderá de la misma manera que otro/a niño/a. Los niños son distintos incluso entre hermanos, y estas diferencias son evidentes desde que nacen.
  • Haga el tiempo con su familia prioridad. Juegue con su bebé y léale cuentos a diario. Si tiene otros niños, programe tiempo para pasar con ellos todos los días y demuéstreles que los ama tanto como al bebé. Con un bebé recién nacido, no se exija demasiado.   Las tareas domésticas pueden esperar mientras usted cuida a su familia.
  • Cuando tenga preguntas, consulte.   Incluso cuando conozca bien a su bebé, es posible que tenga preguntas y preocupaciones . Consulte al médico pediatra cuando necesite consejos.   Recurra a un familiar o a un/a amigo/a cuando esté cansado/a, se sienta frustrado/a o simplemente necesite a alguien con quien hablar. Le hará muy bien compartir los momentos especiales o los días difíciles con otro adulto.
  • Cuídese a usted mismo/a.   Lleve una dieta equilibrada, haga ejercicio, hágase chequeos médicos regularmente y, por sobre todas las cosas, ¡trate de dormir bien! Cuando alguna persona de confianza le ofrezca cuidar a su bebé, acepte y tómese un descanso de vez en cuando. Mientras su hijo/a duerme, aproveche el momento para relajarse, dormir una siesta, leer un libro, escuchar música, bañarse o llamar a un/a amigo/a.

category_36.jpg