Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Cinco consejos para ahorrar en las compras de regreso a la escuela

Cinco consejos para ahorrar en las compras de regreso a la escuela

El comienzo del año escolar es una época emocionante para padres e hijos. Pero las compras de ropa y útiles escolares pueden ser costosas y estresantes para cualquier familia. Estos consejos le ayudarán a ahorrar y a controlar el estrés.

Antes de ir de compras, vea qué artículos ya tiene en su casa. Inspeccione los armarios de su niño y busque ropa en buenas condiciones que todavía le quede bien. Separe las prendas que pueda seguir usando durante el próximo año escolar. Si tiene una mochila resistente, puede limpiarla y volverla a usar. Los útiles escolares del año anterior y la ropa de los hermanos mayores también pueden reciclarse.

Prepare un presupuesto y una lista. Decida cuánto tiene para gastar y cumpla con su presupuesto. Haga una lista de lo que su niño necesita y decida si hay cosas que puede comprar más adelante. Con los preadolescentes y adolescentes, ésta puede ser una oportunidad para distinguir lo que realmente les hace falta de lo que desean, y priorizarlo. Si es posible, deje que su hija o hijo agregue algunas cosas a la lista. Al ir de compras, la lista le ayudará a evitar las compras impulsivas.

Busque gangas y ofertas especiales. Las ofertas especiales de regreso a la escuela empiezan a finales de julio y principios de agosto. Busque en los periódicos y los sitios web de sus tiendas locales. Además, muchos comercios igualan los precios de sus competidores, así que cuando vaya de compras, lleve los anuncios. Con las computadoras de escritorio o portátiles y los teléfonos inteligentes, investigue las opciones de actualización en lugar de comprar productos nuevos. Además, algunas tiendas aceptan el equipo electrónico usado como parte de pago. Pregunte o averigüe en los sitios web antes de comprar.

Elija marcas menos costosas. Muchas escuelas entregan una lista de útiles escolares requeridos. Pero usted puede optar por marcas más económicas de artículos como lápices, carpetas o papel. La ropa de marca puede aumentar rápidamente los gastos, así que decida si el precio de cada prenda se justifica antes de comprar. Por ejemplo, una chaqueta bonita puede valer la pena porque su niño la usará a menudo, mientras que las camisetas pueden ser de calidad similar sin importar la marca. El dinero ahorrado eligiendo marcas genéricas puede usarse para comprar cosas que su niño ha puesto en la lista de cosas que desea.

Considere alternativas gratuitas o de bajo costo. Organice un intercambio con vecinos para encontrar algunos de los artículos, y busque estantes para libros, escritorios y otros suministros en sitios web gratuitos. En las tiendas de consignación suele haber ofertas económicas de artículos de calidad y tal vez le den crédito por la ropa usada y en buen estado que ya no necesita. Por último, durante el verano, muchas agencias comunitarias como iglesias, centros para personas mayores y bancos de alimentos organizan campañas de donación de útiles escolares. Si este año escolar tiene que gastar el dinero con cuidado, aproveche estos recursos en su comunidad.


category_30.jpg