Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Cómo evitar la agresión en la escuela de su hijo/a y en el barrio

Las víctimas de agresión escolar (bullying) no son solamente los niños agredidos, sino también los agresores y los que observan lo que ocurre, es decir, los "testigos". La mayoría de los niños se sienten incómodos cuando son testigos de una situación en la que se agrede a alguien. Sin embargo, los estudios indican que muy pocas veces intervienen para detener la agresión.

La comunicación puede prevenir la agresión escolar

Es posible que su hijo/a tenga miedo de hablar sobre su experiencia por temor a que lo/a agredan por "chismorrear". A veces, su hijo/a puede sentirse presionado/a a participar en la agresión. La agresión escolar puede prevenirse y debe hacerse pronto porque el comportamiento agresivo puede comenzar incluso en el preescolar. A continuación le ofrecemos algunos consejos básicos para ayudarlo/a a evitar que su hijo/a sea testigo de agresión, víctima de agresión o agresor/a. También le sugerimos maneras de fomentar el comportamiento respetuoso.

  • Háblele a su hijo/a sobre la agresión escolar. Háblele a su hijo/a sobre lo que significa la agresión escolar, los diferentes tipos de agresión y los motivos por los que los niños agreden. Explíquele a su hijo/a que puede contribuir a detener la agresión contándole a usted o a otro adulto cuando vea que alguien agrede a otra persona o cuando alguien lo/a agreda a él/ella. Para obtener información que lo/a ayude a hablar sobre este tema, consulte los consejos de OneToughJob en "Lo que los padres deben saber sobre la agresión escolar".
  • Mantenga una buena comunicación con su hijo/a. La agresión generalmente se produce en la escuela, por eso, lo mejor que puede hacer es mantener una buena comunicación con su hijo/a. Algunas maneras de hacer esto son preguntandole y hablandole sobre la escuela, sobre sus amigos y participe en su vida escolar.
  • Hable con la escuela de su hijo/a. ¿Qué normas tienen con respecto a la agresión escolar? ¿Tienen un programa de prevención de la agresión escolar? Si no lo tienen, comience a abogar por la implementación de programas y normas de prevención de la agresión en todas las escuelas.

¿Cómo puedo fomentar el compartamiento respetuoso?

Una manera de evitar que su hijo/a se convierta en agresor o en "testigo" de agresión es enseñándole a comportarse de manera respetuosa. El "Comité para los Niños" (Committee for Children) sugiere las siguientes estrategias para enseñar y reforzar este tipo de comportamiento.

  • Pase tiempo con su niño/a. Programe tiempo para hablar con su hijo/a todos los días (consulte: "15 minutos para escuchar y hablar sobre la escuela"). Pregúntele qué cosas buenas y qué cosas malas le ocurrieron. Cuando surjan problemas, ayúdelo/a a pensar en maneras respetuosas y cooperativas de resolverlos.
  • Conozca a los amigos de su hijo/a y a sus padres. Cuando su hijo/a esté fuera de su casa, asegúrese de que los niños con quienes su hijo/a pasa tiempo sean niños que usted conozca y en quienes confíe. También es fundamental que confie yconozca a los padres de estos niños.
  • Sea consecuente con respecto a la disciplina. Responsabilice a su hijo/a del comportamiento negativo o hiriente, pero evite humillarlo/a en público y castigarlo físicamente. (Estos métodos reafirman la humillación y la violencia física como formas de solucionar los problemas). Asegúrese de que su hijo/a entienda las consecuencias de sus actos.
  • Elimine los juguetes, los juegos y los programas de televisión que recompensan la agresión. Los villanos y los héroes normalmente utilizan la violencia y la agresión de manera favorable para alcanzar sus objetivos. Es raro que se muestren las consecuencias negativas que vienen despues de sus actos. Algunos niños aprenden a agredir mirando programas de televisión o videojuegos.
  • Anime a su hijo/a a no ofenderse rápidamente. Con frecuencia, los niños que agreden tienden a interpretar los actos inocentes como actos ofensivos (por ejemplo, un golpe no intencional del codo de alguien en el pasillo). Enséñele a su hijo/a a contar hasta diez o a autocontrolarse para no perder la calma. Por ejemplo, su hijo/a podría autocontrolarse diciéndose a sí mismo: “No me enojo por cosas insignificantes como estas”. Elogie a su hijo/a por escoger reacciones respetuosas que no son agresivas.
  • Asegúrese de que su hijo/a sepa lo que esperan los demás niños. Algunos de los comportamientos respetuosos que todos hemos aprendido son turnarse y pedir disculpas cuando se lastima a alguien accidentalmente. Observe a su hijo/a mientras juega con otros niños. ¿Existen reglas tácitas que su hijo/a no comprende? Si es así, explíqueselas en privado.
  • Ayude a su hijo/a a reconocer otros puntos de vista. Los niños que agreden generalmente tienen dificultad para interpretar las expresiones faciales o el tono de voz. Además, se olvidan de tener en cuenta los sentimientos de otros niños. Analice con su hijo/a cómo se sentiría él/ella si estuviera en el lugar de otra persona.

category_31.jpg