Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Las actividades de su hijo/a durante el verano

A descansar, relajarse y reponer energía

No importa si su hijo/a tiene cinco o quince años, es importante que se mantenga ocupado/a durante los meses de verano. Si bien es tentador tomarse un descanso de todas las actividades del año escolar, no sería nada bueno que su hijo/a se aburra y se quede sentado/a frente a la televisión hasta que comiencen las clases otra vez. Es importante que su hijo/a tenga la oportunidad de disfrutar de sus vacaciones de la escuela, pero también es conveniente que esté ocupado/a, estimulado/a y que pueda aprovechar todo lo que las vacaciones de verano tienen para ofrecer.

Formas de mantener a su hijo/a ocupado/a este verano

Piense en enviarlo/a a un campamento. Si usted trabaja y necesita que su hijo/a esté en algún lado todo el día a diario, enviarlo/a a un campamento es una manera genial de tomarse un descanso del típico cuidado infantil al que usted recurre durante el año. Muchos campamentos tienen programas de día completo, facilitan transporte y ofrecen cuidado antes y después del mismo. No es verdad que el mejor campamento es el que cuesta más caro y está en el lugar más exótico. Mientras su hijo/a esté seguro/a y se divierta, cualquier campamento es bueno. Muchas organizaciones, centros de cuidado infantil y escuelas de la comunidad ofrecen campamentos asequibles. Algunos campamentos incluso tienen becas que usted puede solicitar. Pídales recomendaciones a sus amigos, a sus parientes y a otros padres. Algunas de las cosas que debe verificar cuando piense en enviar a su hijo/a a un campamento de verano son la cualificaciones del personal, las normas de seguridad y emergencia, las estrategias de control del comportamiento y la comunicación con los padres.

Infórmese sobre lo que ofrece su comunidad. Además de los campamentos de verano, la comunidad local puede ofrecer distintas actividades para los niños. Tenga en cuenta que probablemente usted necesite tener un horario flexible para poder llevar a sus hijos a estas actividades. Por ejemplo, durante los meses de verano, las bibliotecas organizan actvidades para niños que recién empiezan a caminar hasta niños de edad elemental. Algunas de estas actividades son: la hora del cuento, programas de lectura de verano y actividades grupales. Los museos infantiles generalmente también organizan eventos y actividades especiales durante el verano. Además, hay campamentos de deportes, campamentos de música y otras actividades que su comunidad puede ofrecer para los niños que tienen horarios flexibles. Para obtener más información, fechas y horarios, consulte el periódico local o comuníquese con el departamento de recreación de su ciudad.

Mantenga activos a los adolescentes. Si bien es posible que su hijo/a adolescente no quiera asistir más al campamento de verano ni participar en una actividad organizada, aún así necesita ocuparse en algo. Si tiene edad suficiente, podría conseguir un trabajo. Algunos trabajos buenos para adolescentes son cortar el cesped, cuidar niños o mascotas. Sin embargo, asegúrese de que su hijo/a comprenda las responsabilidades que asuma y de que tenga algo de práctica o entrenamiento. Existen programas de entrenamiento a los que pueden asistir adolescentes para aprender más sobre el cuidado de los niños. Averigüe si en su trabajo o en el de un/a amigo/a o pariente están buscando a alguien que los ayude durante el verano. Otra buena opción es ofrecerse como voluntario/a. Muchos hospitales o bibliotecas tienen oportunidades para adolescentes. Si nada de esto resulta, dé a su hijo/a algo constructivo para hacer en la casa, como cuidar a un/a hermano/a menor, pintar o limpiar el garaje o el sótano y organizar una venta de objetos usados (yard sale). Cuando su hijo/a adolescente quiera salir con sus amigos, asegúrese de saber dónde está y si está seguro/a.

Reserve algo de tiempo para divertirse en familia. Asegúrese de tomarse algo de tiempo para disfrutar de la compañía de su hijo/a sin las presiones del año escolar. Algunas ideas son: tomarse unas vacaciones en familia, ir a la playa o hacer un picnic en el parque y asistir a eventos organizados por la comunidad, como conciertos gratis o espectáculos de fuegos artificiales.

Reserve tiempo para el descanso y la relajación. Si bien usted quiere que su hijo/a esté activo/a y entretenido/a durante el verano, es fácil que termine teniendo demasiadas cosas para hacer. Más allá de que usted trabaje o no, también necesita tomarse un descanso de coordinar los horarios y actividades de todos. Tómese la primera y la última semana del verano para usted y su hijo/a y simplemente relájense, duerman hasta tarde y pasen tiempo en casa.

¡No se olvide de la escuela! Asegúrese de averiguar si la escuela de su hijo/a espera o recomienda preparación académica para el año escolar que está por empezar. Incluso en los grados elementales, muchas escuelas tienen listas de libros que los alumnos pueden leer durante el verano. En tal caso, usted debe animar a su hijo/a a leerlos. En los grados más altos, es posible que a su hijo/a le exijan que haga alguna tarea. Muchos maestros están en sus clases en algún momento durante el verano, así que puede ser una buena idea llevar a su hijo/a a conocer a su nuevo/a maestro/a y su nueva clase. También, trate de averiguar con anticipación qué libros o materiales necesitará su hijo/a cuando comiencen las clases nuevamente, así podrá hacer las compras escolares con tiempo.

 


category_33.jpg