Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
La seguridad en Internet: Lo que los padres deben saber

La realidad de los peligros a los que los niños, los adolescentes e incluso los adultos están expuestos cuando navegan en Internet puede ser alarmante. Pero conociendo estos peligros, los padres pueden proteger a sus hijos. La presente información sobre la seguridad en Internet no debe quitarles a usted y a sus hijos el entusiasmo por Internet, sino ayudarlos a usarla de manera sabia. Después de todo, la Internet está ocupando un lugar cada vez más importante en nuestras vidas.

Como primera medida, hábleles a sus hijos sobre Internet y sobre el uso de ella. Dígales que hay personas peligrosas que se hacen pasar por adolescentes simpáticos y se hacen amigos de los jóvenes con el fin de abusar de ellos y agredirlos. Usted puede encontrar más consejos en Seguridad en Internet: Lo que los padres pueden hacer (a la derecha).

Los estudios y las estadísticas

El Centro de Investigación de Delitos contra los Niños de la Universidad de New Hampshire realizó una encuesta sobre seguridad en Internet para comprender mejor las experiencias de los jóvenes de entre 10 y 17 años cuando usan Internet. La encuesta recopiló información, mediante entrevistas telefónicas, sobre incidentes de posible agresión en Internet. Se utilizó una muestra nacional de 1.501 jóvenes que usaron Internet regularmente, por los menos una vez por mes durante los últimos seis meses.

Estas son las cifras más importantes de la encuesta:

  • Uno de cada cuatro jóvenes sufrió una exposición no deseada a fotos de personas desnudas durante el último año.
  • Aproximadamente uno de cada cinco jóvenes recibió una oferta sexual por Internet durante el último año.
  • Uno de cada diecisiete jóvenes fue amenazado o acosado.
  • Uno de cada treinta y tres jóvenes recibió una propuesta sexual agresiva: una persona que le pedía encontrarse en alguna parte; alguien que lo llamó por teléfono; alguien que le envió correo postal, dinero o regalos.
  • Aproximadamente un cuarto de los jóvenes que denunciaron estos incidentes se sentían angustiados por ellos.
  • Menos del 10% de las propuestas sexuales y solo el 3% de los episodios de exposición no deseada se denunciaron a las autoridades, por ejemplo, a las autoridades competentes, a un proveedor de servicios de Internet o a una línea telefónica gratuita.
  • Aproximadamente un cuarto de los jóvenes que recibieron una oferta sexual le dijeron a su padre o madre. Casi el 40% de los jóvenes que denunciaron una exposición no deseada o material sexual le dijeron a su padre o madre.
  • Solo el 17% de los jóvenes y aproximadamente el 10% de los padres pudieron nombrar una autoridad específica (como el FBI, CyberTipline o el proveedor de Internet) ante la cual pueden hacer una denuncia, aunque un porcentaje más alto dijeron que "había oído" de esos lugares.
  • En las casas que tienen acceso a Internet, un tercio de los padres dijeron que tenían filtros o bloqueos instalados en su computadora en el momento en el que se les entrevistó.

Para obtener información completa sobre la encuesta, puede ingresar en la página web del Centro de Investigación de Delitos contra los Niños: http://www.unh.edu/ccrc/pdf/CV74.pdf

También puede leer la información en la página web del Departamento de Justicia de EE. UU.: http://www.ojp.usdoj.gov/ovc/publications/bulletins/internet_2_2001/internet_2_01_6.html


category_39.jpg