Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
La seguridad en Internet: Lo que los padres pueden hacer

Teniendo en cuenta la realidad de Internet, ¿qué pueden hacer los padres para proteger a sus hijos y quedarse tranquilos cuando sus niños y adolescentes entran en Internet?

No deje que esta información les quite a usted y a sus hijos el entusiasmo por Internet. La Internet ocupa un lugar importante en la vida de los niños. Usted debe saber que sus hijos necesitan usar Internet. Protéjalos brindándoles información, estableciendo reglas y escuchando sus buenas y malas experiencias en Internet.

Consejos sobre la seguridad de sus hijos en Internet

  • Hable con sus niños y adolescentes sobre Internet, lo que hay allí, lo que pueden encontrar (cosas repugnantes, ofertas no deseadas, cosas que les den miedo). Comuníqueles que pueden venir a hablar con usted sobre ello y que juntos pueden filtrar o bloquear sitios web y correos electrónicos no deseados.
  • Busque programas de protección u opciones que le puede ofrecer su proveedor del servicio de Internet, por ejemplo, herramientas de monitoreo o filtro.
  • Establezca reglas para el uso de la computadora o considere poner en práctica la Internet safety pledge ("promesa para la seguridad en Internet") de NetSmartz Workshop. Tanto los adultos como los niños pueden firmar la promesa, la cual deben repasar periódicamente.
  • Actualmente, la Internet ocupa una buena parte de las vidas de nuestros adolescentes. Se estima que pasan un promedio de cinco horas por semana en Internet. Pregúnteles cómo la usan, si entran en salas de chat, con quiénes hablan, de qué temas hablan, si tienen más de un correo electrónico, si tienen su propio sitio o página web. Verifique todo esto con sus hijos adolescentes para controlar su seguridad.
  • Recuérdeles a sus hijos que hay personas que se hacen pasar por adolescentes para conocer a otros adolescentes y hacerles daño.
  • Dígales que nunca deben encontrarse en persona con nadie que hayan conocido "conocido" por primera vez mediante Internet.
  • Dígales a sus hijos que nunca deben enviar datos personales por Internet, por ejemplo, su nombre, su dirección, su número de teléfono, ni tampoco información sobre su apariencia física.
  • Los sitios web para niños no están autorizados a solicitar datos personales sin el permiso de los padres. Explíqueles a sus hijos qué son los datos personales y por qué nunca deben dárselos a nadie mediante Internet.
  • Si sus hijos preadolescentes o adolescentes tiene una cámara web o están publicando fotos personales en un sitio web, en una sala de chat, o enviando fotos por correo electrónico, mire esas fotos y pregúnteles cómo quieren que se usen en Internet.
  • Recuérdeles a sus hijos que la Internet es pública. Lo que sus hijos preadolescentes o adolescentes ponen en Internet queda disponible para el público de todo el mundo y, una vez que está allí, no pueden recuperarlo.
  • Explíqueles a sus hijos preadolescentes o adolescentes que no deben responder a correos electrónicos, mensajes de chat u otras comunicaciones ofensivas o peligrosas. Denuncie toda comunicación de este tipo a la autoridad local competente. No borre el correo electrónico ofensivo o peligroso. Simplemente apague el monitor y llame a la autoridad local competente. La autoridad local necesitará el correo electrónico para rastrear al agresor.
  • Amplíe su conocimiento sobre computación, tecnología e Internet. Ingrese en la sección resources ("recursos") de NetSmartz Workshop para encontrar más información sobre la seguridad en Internet.
  • Pídales a sus hijos preadolescentes y adolescentes que le muestren lo que hacen en Internet. Ingrese en los sitios web que sus hijos visitan. Hábleles sobre los videos que usted considera inapropiados.
  • Averigüe si sus hijos están usando otras computadoras. Algunos teléfonos celulares ahora tienen acceso a Internet y al correo electrónico.
  • Las cuentas de Internet deben estar a nombre de los padres, quienes deben tener el nombre de usuario principal, controlar las contraseñas y usar filtros y bloqueos.
  • Los niños no deben completar un perfil para un proveedor de servicios de Internet. Además, los nombres de usuario de los niños no deben ser identificativos para evitar que se sepa que el usuario es un/a niño/a. Nunca use el nombre de un/a niño/a.
  • Hable con otros padres, con el personal de la escuela y con otros adultos sobre el uso y el abuso de Internet y sobre cómo está afectando a su comunidad. Pregúnteles qué están haciendo al respecto. La Oficina del Fiscal General de Massachusetts proporciona información sobre la seguridad en Internet a escuelas y organizaciones. Ingrese en la sección online safety ("seguridad en Internet") del sitio web del Fiscal General para obtener más información.
  • Los web logs, o blogs, son diarios virtuales donde los usuarios escriben comentarios para que otras personas los lean. Si sus hijos usan un blog, dígales que nunca deben escribir sus datos personales ni publicar fotos ni comentarios provocativos. Recuérdeles nuevamente que es probable que el material que publiquen en Internet quede allí permanentemente. Por eso, no deben arriesgarse.
  • Recuerde: la Internet es una herramienta valiosa para usted y sus hijos. Por eso, es importante que puedan usarla, disfrutarla y sentirse cómodos con ella.

category_39.jpg