Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
La televisión y su niñito/a

¿Cuánto es demasiado?

Según la Academia Norteamericana de Pediatría (AAP), el 40% de los bebés de 3 meses están expuestos a la televisión y a los videos durante un promedio de 45 minutos por día. A los 2 años, el 90% de los niños pasan un promedio de 90 minutos por día frente a la televisión. La AAP recomienda no exponer a los niños menores de dos años a ninguna pantalla. Además, ningún/a niño/a debe pasar más de dos horas por día frente a una pantalla. Los pediatras han descubierto que la exposición temprana a las pantallas aumenta el riesgo de los niños de tener problemas de atención, menor comprensión lectora y obesidad. A medida que más padres sustituyen los juguetes básicos por videos educativos dedicados a los bebés y niños, los especialistas están cuestionando los efectos que tienen estos productos sobre el desarrollo de un/a niño/a.

Lo que los padres deben tener en cuenta

La televisión no es terrible. La mayoría de los programas de televisión dedicados a los niños, especialmente a los más pequeños, son entretenimientos inofensivos. Sin embargo, usted debe tener en cuenta ciertas cosas. Esté consciente de lo que su hijo/a está mirando. La programación debe ser sin anuncios, especialmente por niños más jóvenes. Hable con su hijo/a sobre lo que está mirando. Si tiene un/a niño/a pequeño/a, tener una conversación con él/ella después de que haya mirado la televisión es fundamental para que aprenda del programa educativo que probablemente esté mirando. Si su hijo/a es grande, es posible que escuche cosas sobre las que tiene preguntas o que necesite que se le expliquen ciertas cosas. Trate de evitar que su hijo/a se quede dormido/a frente a la televisión porque más adelante puede llegar a depender de ella para dormirse.

La televisión educativa. Los productos como Baby Einstein generalmente se comercializan como herramientas eficaces para ayudar a los niños pequeños a alcanzar distintas etapas del desarrollo o a ser más inteligentes. Por eso, a los padres les preocupa que su niño/a pueda tener un retraso en el desarrollo si no usan estos productos. No existen pruebas de que un juguete, libro o video específico sea necesario para el desarrollo de su hijo/a, especialmente porque los bebés no pueden decirnos lo que están aprendiendo. Sin embargo, los videos sobre actividades adecuadas para el desarrollo de los niños pueden serle útiles para ayudarlo/a a interactuar con su hijo/a si los miran juntos.

Opte por lo simple. Los niños pueden aprender mucho con juguetes, libros y juegos simples, y también con solo relacionarse con otras personas. Los niños aprenden mejor mediante la exploración y el descubrimiento, por eso, a su hijo/a le irá igual de bien si juega con bloques o con cacerolas, ya que estos amplían su imaginación. El juguete más educativo para los niños es el juego libre con juguetes simples y mucha imaginación.

Lo que todo esto significa. Los expertos van a continuar debatiendo las pro y los contra de la televisión y los juguetes, y los padres siempre van a comprar aparatos atractivos y los DVDs que son anunciados nuevamente para darles a sus hijos lo major. Sin embargo, es importante recorder que haya algunas cosas basicas que los niños necesitan para aprender y crecer que no puede comprar. El cariño y la interacción son muy importantes a traves de la vida de un/a niño/a, y le ayudaeran desarollar las habilidades socialies y de lenguaje.


category_39.jpg