Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Abroche el cinturón: Información de seguridad infantil en el automóvil

La seguridad el niño como pasajero

Según la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras, la principal causa de lesiones y muerte de niños de 3 a 14 años son los traumatismos causados por accidentes automovilísticos. Podemos y debemos proteger a nuestros niños sentándolos correctamente en un asiento de seguridad o un asiento elevado para automóvil y cumpliendo con las leyes sobre niños pasajeros. El uso de un asiento de seguridad o un asiento elevado instalado correctamente o de un cinturón de seguridad puede reducir el riesgo de lesiones graves o muerte hasta en un 75%. Cuando viaje con niños, tenga mucho cuidado para protegerlos en caso de accidente.

Consejos para asegurarlos en el automóvil

Use siempre un asiento de seguridad para automóvil. La ley de Massachusetts exige que todos los niños que pesen menos de 40 libras y sean menores de cinco años estén sujetados correctamente en un asiento de seguridad aprobado por el gobierno federal según las instrucciones del fabricante. Además, se recomienda lo siguiente:

  • Los niños menores de un año que pesen menos de 20 libras deben viajar en un asiento para bebés o en un asiento convertible mirando hacia atrás.
  • Los niños de 1 a 4 años que pesen entre 20 y 40 libras deben viajar en un asiento mirando hacia adelante o en un asiento convertible
  • Los niños de 4 a 8 años de edad que pesen entre 40 y 80 libras deben viajar en un asiento elevado.

Si vive fuera de Massachusetts o piensa viajar a otro estado, visite el sitio del Instituto de Seguros y Seguridad Vial para averiguar las leyes de cada estado referentes a cinturones de seguridad y sujeción de niños pasajeros.

Investigue. Al elegir un asiento de seguridad o un asiento elevado, no existe una opción “perfecta”. Pruébelo y asegúrese de que encaje firmemente en el coche. Coloque al niño en el asiento y ajuste las correas. Confirme que cumple con las rigurosas normas de seguridad del gobierno federal. En el sitio web de la Academia Estadounidense de Pediatría podrá encontrar consejos para elegir un asiento apropiado, ya sea para bebé, mirando hacia atrás o adelante, convertible o elevado: Guía de asientos de seguridad. No base su decisión en el precio, ya que el hecho de que los asientos sean más caros no implica necesariamente que sean más seguros o fáciles de usar. No siga usando un asiento de seguridad después de un accidente y evite comprar asientos usados porque su historia se desconoce. Si necesita ayuda, consulte la lista del Departamento de Salud Pública de Massachusetts deProgramas de préstamo, alquiler y distribución de asientos de seguridad.

Aprenda cómo funciona. Siempre lea y siga las instrucciones del fabricante al instalar un asiento de seguridad en el automóvil. Pida ayuda a un profesional. Su cuerpo de bomberos o comisaría local tal vez los instale. Aquí podrá encontrar sitios cerca de usted que inspeccionan asientos de seguridad: http://www.seatcheck.org/. Al comprar el asiento, pídale al vendedor que le muestre cómo se usa. También puede leer las instrucciones en el sitio web de la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras.

Los niños deben viajar en el asiento trasero. Los niños menores de 12 años deben viajar en el asiento trasero y los bebés deben estar mirando hacia la parte de atrás hasta cumplir un año de edad.

Fíjese dónde están las bolsas de aire. Sepa dónde están las bolsas de aire en su automóvil. No coloque el asiento de seguridad demasiado cerca de una bolsa de aire lateral en un asiento trasero.

Use el cinturón de seguridad. Su niño está listo para usar el cinturón de seguridad cuando la correa de hombro cubre bien el pecho y el hombro (no el cuello), y la correa de regazo está baja y cubre los muslos (no el estómago). Su niño debe tener la estatura suficiente (aproximadamente 4 pies y 10 pulgadas) para sentarse en la curva del asiento con las piernas flexionadas. Esto ocurre entre los 8 y 12 años de edad. Los niños menores de 12 años no deben sentarse en el asiento delantero.

Corra la voz. Asegúrese de compartir esta importante información con cualquier persona que transporte a sus niños: su cónyuge o pareja, las personas que los cuidan, y sus amigos y familiares.

Ni siquiera por un minuto. Jamás deje a un bebé o niño desatendido en el automóvil, ni siquiera por un minuto. Si lo hace, lo pone en riesgo de secuestro, deshidratación, lesiones y otros problemas. Para obtener más información, consulte las hojas informativas de OneTough Job tituladas “Nunca deje a un niño solo en el automóvil cuando hace frío” y ...cuando hace calor”.


category_42.jpg