Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Cómo ayudar a su niño a desarrollar hábitos de alimentación saludables

Nuestros primeras memorias están ligadas a los alimentos. Muchas tradiciones culturales y familiares giran en torno a la preparación y el disfrute de la comida. Sin embargo, a veces puede ser difícil mantenerse al tanto de la nueva información nutricional, honrar sus tradiciones familiares en torno a la comida, satisfacer las preferencias de sus niños y servir platos saludables y bien equilibrados. Estos consejos le ayudarán a promover hábitos de alimentación saludables.

Empiece desde temprano a exponer al niño a una variedad de alimentos. Ofrecer variedad permitirá que su niño desarrolle el gusto por comidas nuevas con el tiempo. A medida que los niños crecen, deje que escojan recetas de los libros de cocina y haga que la preparación de la comida sea una ocasión para pasar tiempo en familia. Alentar a que prueben diferentes comidas sentará las bases para que aprecien el valor de una alimentación saludable.

Planee con anticipación. Cuando sea posible, planee las comidas con antelación. Esto ayuda a los niños a anticipar qué van a comer y a usted a comprar los ingredientes necesarios. . Además, planificar las comidas reduce las visitas a los restaurantes de comida rápida, donde usted no tiene ningún control sobre el contenido nutricional de lo que sirven.

Elija inteligentemente y lleve a sus niños de compras al supermercado. La mayoría de los alimentos que usted lleva a su hogar deben ser opciones saludables que su hijo pueda comer sin demasiada supervisión. Ir de compras con su niño puede ser una gran oportunidad para enseñarle sobre nutrición, hablar de los tipos de comidas que le gustan e identificar alternativas a los alimentos altos en grasas o con poco valor nutritivo. En el supermercado, pase la mayor parte del tiempo en las secciones de los bordes, donde suelen estar las frutas y verduras frescas, los productos lácteos, los cereales, la carne y el pescado.

Límite los bocados. A la mayoría de los niños les encantan los bocados. Ofrecer un buen surtido de bocados, como frutas, verduras y granola de bajo contenido graso, le da a su niño la energía que necesita durante el día y puede ayudarle a comer con moderación a la hora de las comidas. Un exceso de bocados altos en calorías, grasas o azúcar puede perturbar el horario natural de comer del niño. Siempre que pueda, planifique bocados pequeños entre comidas para que su niño llegue con hambre a la hora de comer.

Sustituya las bebidas azucaradas con agua. Aunque un poco de jugo, especialmente el jugo de frutas 100% natural, ofrece algunos beneficios nutricionales, la mayoría de los jugos tienen un alto contenido de azúcar y deben consumirse en moderación. Además, los refrescos y otras bebidas azucaradas se han vinculado a la obesidad infantil. Siempre que sea posible, sustituya las bebidas azucaradas con agua. Recuerde leer la lista de ingredientes de bebidas energéticas y deportivas, ya que pueden tener cafeína, un estimulante que la Academia Estadounidense de Pediatría desaconseja para los niños.

Dé el buen ejemplo. Los niños aprenden los hábitos de alimentación de sus padres y familiares. Si su niño le escucha decir “las verduras no me gustan”, eso es lo que aprenderán; si le oyen decir “la tarta de queso es muy mala para ti” pero lo ven comerse una porción enorme, aprenderán a sentirse culpables de su alimentación. Nuestros hijos siempre nos están observando y escuchando. Es importante que su niño lo vea comer alimentos saludables y practicar moderación con los dulces y alimentos altos en azúcar, grasas o con poco valor nutritivo.

Tenga paciencia con los niños quisquillosos con la comida. Para que un niño pruebe y le empiece a gustar una comida nueva pueden ser necesarios hasta diez intentos. ¡Eso es normal! No fuerce a su niño a probar una comida nueva. Preséntela varias veces y cómala usted mismo; es una buena manera de introducir alimentos. La mayoría de los niños tienen unos pocos platos favoritos y hay períodos en que comen sólo eso. Satisfaga las preferencias de su niño al mismo tiempo que lo alienta a probar alimentos nuevos. Si se niega a probar una comida, pregúntele por qué. Si le dice, “No me gusta”, puede contestarle, “Está bien si no te gusta hoy. ¡Tal vez mañana te guste!”

Aliente las comidas en familia. Las conversaciones agradables e interesantes a la hora de comer promueven hábitos de alimentación saludables. Si los niños pueden disfrutar de sus comidas y tomarse el tiempo para comer lentamente, es más probable que perciban y sean conscientes de las señales naturales de saciedad del cuerpo. Siempre que pueda, evite las situaciones estresantes o desagradables a la hora de comer, ya que pueden hacer que los niños coman más rápido, que ignoren las señales naturales de saciedad y que asocien la comida con las ocasiones difíciles.

Evite usar la comida como recompensa, o la privación de comida como castigo. El objetivo es promover hábitos de alimentación saludables. La privación de comida puede hacer que el niño se sienta ansioso y tema pasar hambre. Y esto puede llevarlo a comer en exceso cuando se le presenta comida. Del mismo modo, utilizar los alimentos como recompensa, por ejemplo, ofrecer un postre por sacar buenas notas, transmite el mensaje de que los alimentos dulces son mejores que los saludables.

Si tiene preocupaciones, comuníquese con su pediatra. Por lo general, no se recomienda poner a un niño a dieta para bajar de peso. Si tiene preocupaciones con respecto al peso de su hija o hijo, por favor consulte a su pediatra.

Anime a su niño a tener una relación sana con la comida ofreciéndole una nutrición equilibrada, oportunidades para probar alimentos nuevos y alentando a que disfrute en moderación de los dulces y productos azucarados favoritos. El objetivo es ayudarle a desarrollar pensamientos y hábitos positivos en torno a la alimentación que le ayuden a mantener un peso saludable por el resto de la vida.

Recursos adicionales:

Enlaces en español:
http://www.nutrition.gov/en-espanol
http://www.choosemyplate.gov/en-espanol.html
http://www.fns.usda.gov/wic/sp-default.htm

Información nutricional
http://www.eatright.org/kids/
HealthyChildren.org - Nutrition
http://www.choosemyplate.gov/preschoolers.html
http://www.choosemyplate.gov/children-over-five.html
http://www.fns.usda.gov/wic/

Mantener un peso saludable y la dieta
http://kidshealth.org/kid/stay_healthy/food/diet.html
http://www.pbs.org/parents/food-and-fitness/eat-smart/win-over-picky-eaters/
http://www.cdc.gov/healthyweight/children

 

Este artículo fue recopilado por Rayna Charles, gerente de One Tough Job, y revisado por Heather Torrey, BS en Dietética.


277.jpg