Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Salud mental infantil: cómo hablar con los niños sobre una enfermedad mental

Cómo hablar con los niños sobre una enfermedad mental
Hablar con los niños sobre una enfermedad mental puede ser abrumador para los padres y las personas que los cuidan. Ayudarles a comprender que las enfermedades mentales afectan a muchas familias puede reducir el estigma y sensibilizarlos. Según la National Alliance on Mental Illness (NAMI), uno de cada cuatro adultos y uno de cada cinco niños sufre de un trastorno mental diagnosticable. Con la alta incidencia de las enfermedades mentales en nuestra sociedad, es probable que usted y su familia conozcan a alguien que padece de una.

Aquí tiene algunas sugerencias para hablar con los niños sobre las enfermedades mentales:
Aunque usted tal vez prefiera evitar hablar de una enfermedad mental, los niños generalmente perciben los comportamientos inusuales y se dan cuenta cuando algo es diferente. Ser franco con ellos puede ayudarles a comprender lo que está sucediendo. Sin esa información, tal vez traten de entender las enfermedades mentales solos, y esto puede dejarlos asustados o confundidos.

Aquí tiene una lista de cosas para considerar al hablar con los niños sobre una enfermedad mental:

  • Infórmese. Antes de hablar con sus niños sobre una enfermedad mental, reúna la mayor cantidad de información posible de fuentes confiables como médicos, libros y sitios web. Es probable que ellos tengan muchas preguntas, así que lo mejor es estar preparado con respuestas. Esté listo para explicarles qué son las enfermedades mentales, quiénes pueden tener una y por qué, y dónde obtener ayuda.
  • Esté atento. Durante la charla, preste atención a las pistas de cómo se está sintiendo su hija o hijo. Y recuerde, si un niño no quiere hablar con usted, no fuerce la conversación.
  • Explique que los diferentes sentimientos son normales. Asegúrele a su niño que lo que siente es normal. Es común que los adultos y los niños experimenten muchas emociones como temor, culpa o vergüenza al averiguar que un pariente cercano tiene una enfermedad mental.
  • Ofrezca explicaciones apropiadas para la edad. Los niños necesitan descripciones ligeramente diferentes de las enfermedades mentales de acuerdo a su edad y nivel de desarrollo. A continuación, hay una lista con más sugerencias para hablar con niños de diferentes edades.
  • Comuníquese de una manera directa y franca. Es importante hablar en forma directa y clara con los niños para que no malinterpreten lo que les dice. Si le hacen una pregunta que no puede responder, sea sincero y diga que lo averiguará. Haga clic aquí para obtener más información sobre cómo comunicarse con sus niños en forma abierta y positiva.
  • Cree un ambiente cómodo. Como este es un tema delicado, asegúrese de hablar con su niño en un sitio seguro y confortable. Elija un lugar y momento en el que puede estar a solas con su hija o hijo, por ejemplo, en su casa o mientras viaja.
  • Use recursos. Como tal vez le resulte difícil hablar de este tema, podría ser útil que busque libros y folletos para niños para ayudarle a iniciar la conversación.
  • Reitere a los niños que ellos no tienen la culpa. Si les habla a los niños sobre la enfermedad mental de alguien que conocen, es importante que les diga que ellos no la han causado y que no la pueden solucionar.

Estas sugerencias pueden ayudarle a abordar el tema con niños de diferentes edades:

Niños en edad preescolar

  • Use frases cortas y sencillas con palabras que puedan comprender.
  • Los niños pequeños probablemente noten y tengan preguntas sobre lo que ven (por ejemplo, comportamientos inusuales) y escuchan (por ejemplo, gritar o llorar).  Prepárese para dar explicaciones con lenguaje simple.
  • Tranquilícelos explicándoles que están a salvo.

Niños en edad escolar

  • Ofrezca un poco más de detalle. Puede explicar la enfermedad mental, lo que se puede esperar y los tratamientos posibles.
  • Averigüe si tienen preguntas y conteste con franqueza.
  • Tranquilícelos explicándoles que están a salvo.

Preadolescentes y adolescentes

  • Explique las enfermedades mentales y los tratamientos en detalle.
  • Pida que le digan lo que ya saben acerca de la enfermedad mental. Tal vez hayan recibido información errónea de los amigos o los medios, así que asegúrese de compartir los hechos.
  • Averigüe si tienen preguntas. ¡Prepárese! Es probable que tengan preguntas específicas y difíciles.
  • Trate de que hablen de sus sentimientos y emociones. Esto puede ayudarles a entender y afrontar la situación.
  • Mantenga un tono de conversación, conteste las preguntas lo mejor que pueda y no tema decir que no sabe la respuesta o que buscará más información.

 


category_40.jpg