Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Consejos para pasar Halloween de manera segura

Haga de este Halloween un festejo especial para su hijo/a

Cuando comienza la escuela y empieza el otoño, los niños esperan con mucho entusiasmo la llegada de Halloween. Mientras usted y su familia van a elegir un disfraz o comienzan a preparar la casa para recibir a los niños que piden golosinas, es importante que recuerden la siguiente información de seguridad.

Cómo pasar Halloween de manera segura y alegre

 

  • La euforia de los disfraces. Si su niño/a irá casa por casa pidiendo golosinas, asegúrese de que el disfraz sea de colores vivos, reflectante, adecuado para el clima y resistente a las llamas. El maquillaje debe ser lavable y no tóxico. Además, asegúrese de que el calzado sea cómodo y le quede bien, y de que no se tropiece con ninguna parte del disfraz. Si el disfraz lleva máscara, controle que pueda ver y respirar bien. Si el disfraz lleva accesorios que son puntiagudos, como espadas, palos de escoba o varitas mágicas, verifique que sean blandos y no tengan filo. Además, ¡recuerde que es muy probable que usted termine llevando el accesorio! Usted no está obligado/a a comprar un disfraz: revise su casa, sea creativo/a y piense en algo que pueda armar usted mismo/a.
  • Consejos para ir a pedir golosinas a las casas (trick-or -treating). Si su hijo/a irá a pedir golosinas a las casas, asegúrese de que vaya con otro adulto de confianza. Además, trate de enviarlo/a con un grupo de niños. Asegúrese de que su hijo/a lleve una linterna para que pueda ver a los demás y los demás puedan verlo/a a él/ella. Si es posible, el adulto que acompañe a su hijo/a debe llevar un teléfono. Anime a su hijo/a a ir solamente a casas de vecinos y amigos conocidos. Recuérdele que no debe entrar en la casa de un extraño ni hablar con un extraño que se encuentre en un automóvil. Repase con su hijo/a las reglas para cruzar la calle. Si los niños que piden golosinas van a ir a su casa, asegúrese de que esté bien iluminada. Acuérdese de las mascotas y quite las hojas húmedas o cualquier cosa con la que los visitantes pudieran tropezar.
  • Actividades alternativas. Si usted vive en una zona donde no se sale a pedir golosinas, puede buscar otra actividad creativa para su hijo/a. Organice una fiesta de disfraces para su hijo/a y algunos amigos en la que haya golosinas y juegos. Otra opción es ir a un barrio donde se pueda pedir golosinas en las casas. Averigüe si en el centro comercial local reciben a los niños que piden golosinas. Si usted vive en la zona de Boston, puede llevar a su hijo/a a "Pru Boo". El domingo 29 de octubre de 11a.m. a 1p.m. en el Prudential Center de Boston, con una donación de $3, los niños podrán ir a pedir golosinas a las tiendas, pintarse la cara y participar en otras actividades. Para obtener más información, ingrese en: http://www.prudentialcenter.com/events/PRUBOO.html.
  • Halloween para adolescentes. Muchas comunidades tienen una edad límite para los niños que piden golosinas. Asegúrese de que sabe dónde se encuentra su hijo/a adolescente esa noche. Los adolescentes más jóvenes puede participar de la diversión entregándoles golosinas a los niños que van a las casas. Los adolescentes más grandes y responsables pueden llevar a un/a niño/a más pequeño/a a pedir golosinas por el barrio. Si usted tiene un/a niño/a pequeño/a, pídale que comparta sus golosinas con su hermano/a más grande, o cómprele a su hijo/a adolescente una golosina de Halloween.
  • Las golosinas. Trate de dar golosinas saludables a los niños, como pretzels, pasas o incluso regalitos que no sean golosinas, como bolígrafos y lápices de Halloween. Recuérdele a su hijo/a que no debe comer ninguna de las cosas que le dieron hasta que usted las ordene y las verifique en su casa. Arroje a la basura todas las golosinas que se hayan echado a perder o estén abiertas y las que usted no conozca o le parezcan sospechosas. Tanto los pediatras como los dentistas dicen que los padres son más permisivos con respecto al consumo de golosinas durante Halloween. Se trata de una ocasión especial y prohibirle a su hijo/a comer golosinas sólo hará que las desee todavía más. Haga durar la diversión y mantenga a su hijo/a sano/a limitando el consumo de golosinas a una por día. Si come golosinas por la noche, asegúrese de que se lave los dientes y use hilo dental.

category_43.jpg