Página de Inicio English Version
Attention: open in a new window. PrintE-mail
Mantenga el frío afuera: La seguridad dentro de la casa durante el invierno

Tenga cuidado con el frío
Si bien puede ser divertido disfrutar la nieve o abrigarse para salir afuera, cuando usted entra en la casa para calentarse es importante que el frío quede afuera. Las temperaturas bajas pueden atentar contra la salud y la seguridad, especialmente de los niños, tanto dentro como fuera del hogar. Por eso, es importante estar preparado/a y proteger a su familia contra el frío.

Consejos para tener un hogar seguro y calefaccionado

  • Prepárese para las sorpresas. Las nevadas abundantes, los vientos fuertes y el hielo pueden causar cortes de electricidad, lo que para muchas personas significa quedarse sin calefacción. Asegúrese de estar preparado/a con agua y alimentos, mantas adicionales, radio y reloj a pila, pilas o baterías de repuesto y linternas o velas y fósforos. Si usted tiene una chimenea o un horno de leña, guarde algo de leña en un lugar seguro pero accesible. Si decide usar cualquiera de estos tipos de calefacción, una estufa de queroseno portátil o encender una vela, no deje a los niños solos en el lugar donde se encuentren estos aparatos u objetos, y manténgalos fuera del alcance de los niños. Si no tiene ningún medio para calefaccionar su casa cuando se corta la electricidad durante mucho tiempo, tenga planeado adónde puede ir con su familia.
  • Sepa qué hacer en la ruta. Usted no solamente debe preparar su casa para el invierno, sino también su automóvil. Si hay una tormenta de nieve y su automóvil se queda atascado en la nieve, tenga a mano una pala portátil, un rascador de hielo para el parabrisas, un mapa, una brújula y una bolsa de arena (para echar sobre el hielo). Tenga a mano un teléfono celular, el número de teléfono de una grúa o taller y también el número de un/a amigo/a o pariente. Lleve agua, alimentos, pañales si es necesario, medicamentos, un botiquín de primeros auxilios, una linterna y mantas para abrigarse en caso de que tuviera que esperar en el coche. Y lo más importante: nunca deje a su hijo/a solo/a en el automóvil, ni siquiera un minuto. Para obtener más información, consulte las hojas informativas de OneToughJob: 'La seguridad de los niños pasajeros' y 'Nunca deje a un/a niño/a solo/a en el automóvil'.
  • Mantenga la casa calefaccionada. Si tiene niños pequeños, es importante que estén en un lugar calefaccionado. Los niños pequeños, especialmente los bebés, pierden calor corporal fácilmente y no producen tanto calor como los adultos. Cuando haga frío, esté atento/a a la temperatura corporal de su hijo/a y a la temperatura de su casa. Si usted usa una chimenea o un horno de leña, haga limpiar e inspeccionar la chimenea todos los años. Antes de encenderlos, asegúrese de que el tiraje esté abierto y de que haya ventilación adecuada al exterior. No queme papel en la chimenea. Si usa una estufa portátil, asegúrese de que haya sido evaluada y calificada por una compañía evaluadora reconocida nacionalmente. Además, no la deje cerca de nada que pudiera prenderse fuego, como ropa de cama, cortinas o muebles. Tampoco deje a niños pequeños solos en una habitación donde haya una chimenea, un horno de leña, velas o una estufa portátil.
  • Mantenga el monóxido de carbono afuera. En Massachusetts, es obligatorio tener un detector de monóxido de carbono en cada piso de la casa, además de un detector de humo. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que pruebe estos aparatos todos los meses y que les cambie las pilas o baterías dos veces por año. Si cualquiera de estas alarmas suena, llame al 911 inmediatamente y abra una ventana, vaya a un lugar donde haya aire limpio o salga de la casa. Los síntomas de intoxicación por monóxido de carbono son: dolor de cabeza, fatiga, mareo y falta de aire. Además, tenga a mano un extintor de incendios.
  • Elimine la sequedad. La piel de los niños puede secarse demasiado durante el invierno. La Academia Norteamericana de Pediatría afirma que los niños pequeños, especialmente los bebés, no necesitan bañarse todos los días en invierno. Asegúrese de ponerle crema humectante a su hijo/a después del baño para evitar que se le seque la piel. Si su hijo/a siempre se congestiona por la noche o le sangra la nariz con frecuencia, es posible que la calefacción esté demasiado alta. La calefacción puede causar sequedad, por eso, trate de bajarla un poquito y abrigue más a su hijo/a. Por la noche, es buena idea usar un humidificador para aliviarle el malestar a su hijo/a.
  • El primer invierno del bebé. Cuando hay un bebé en la casa, se deben tener en cuenta muchas cosas. El invierno puede ser particularmente estresante para los padres primerizos. Usted debe prestar más atención a la temperatura del cuerpo de su bebé porque los bebés pierden calor corporal muy fácilmente y no pueden temblar para producir más calor. La Academia Norteamericana de Pediatría recomienda que los bebés duerman con pijamas enterizos. Además, aconseja sacar las mantas, almohadas y otra ropa de cama suelta de la cuna porque pueden asfixiar a los bebés y causarles muerte súbita infantil. Si es necesario, cubra al bebé con una manta liviana para bebés que le llegue solamente hasta el pecho o más abajo, y métala debajo del colchón de la cuna. Ante una emergencia, use su calor coporal para abrigar a su hijo/a hasta que pueda llevarlo/a a un lugar calefaccionado. Cuando viaje en automóvil con su bebé, caliente el automóvil, tráigalo/a hasta el automóvil con ropa abrigada y luego quítele la ropa de nieve o el abrigo antes de ponerlo/a en el asiento. Cuando ponga a su bebé en el asiento del automóvil con su ropa de invierno, tendrá que aflojar las tiras del asiento para que entre su ropa abultada. Sin embargo, durante el trayecto, la ropa puede aplastarse y hacer que las tiras queden más flojas, lo cual brinda menos protección a su bebé en caso de accidente.

Para obtener más información, consulte la guía de seguridad para el invierno de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades: Winter Weather Safety Guide.


category_43.jpg